Voces desde el más allá de la historia

Voces desde el más allá de la historia
De la contraportada de Voces desde el más allá de la historia, alusivo a Isabel II.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Presentación en el Monasterio de San MIguel de los Reyes



El próximo 3 de noviembre a las 18:00 Voces desde el más allá de la historia tiene una cita muy importante: será presentado en el Monasterio de San Miguel de los Reyes. En este emblemático lugar transcurrió buena parte de su gestación en los fondos de la Biblioteca Valenciana que allí se ubica y donde se dieron hallazgos fundamentales para avanzar en esa exhaustiva investigación de hechos ocultos que aguardaban el paso del tiempo y las circunstancias necesarias para emerger y dejar oír hablar por fin a esas voces silenciadas por su cercanía a la corona: las Voces desde el más allá de la historia. Aquellos muros, en otros tiempos testigos de clamores de presos, pasaron a albergar vidas encerradas en papel y documentos aguardando la oportunidad de darse a conocer. Más adelante este lugar acogería los registros de propiedad intelectual de las obras de los autores que acudimos a inscribirlos.


Se agolpan las emociones al recordar las ocasiones que acudí desde su inauguración en 2002, junto a mi madre, repartiéndonos el trabajo de investigación. Ella fue la primera en hallar un libro de difícil localización que era fundamental para contrastar la versión falsa de un historiador acerca del asesinato de mi tatarabuelo Federico Puig Romero. Esto supuso el primer hilo del cual tirar y a partir de ahí el alud de datos se disparó. La excelente dotación de la hemeroteca y biblioteca nos permitió escarbar en ese pasado que permanecía aprisionado entre las páginas que ansiaban ser halladas. Y en esta ingente tarea fue inestimable la colaboración del actual Coordinador de Actividades Culturales, Miguel Muñoz Feliú, que nos orientó en ese maremágnum de bibliografía cuando daba mis primeros pasos en el proceso de investigación. 


Con Antonio Andújar Castro y Paco Arenas en el Museo de la Beneficencia el pasado 14 de septiembre (Tertulia sobre la mujer valenciana durante los primeros años treinta por la presentación del libro La vida partida en dos, de Antonio Andújar Castro).

El libro retornará a sus inicios y lo hará con dos grandes escritores a mi lado: Antonio Andújar Castro y Paco Arenas. Ambos han tenido bastante que ver con el impulso que ha ido adquiriendo pese a la temática que abarca y retrae a los grandes medios a hacerse eco de hechos expuestos de otro modo a como se habían contado hasta ahora. Sus nuevas aportaciones han sido reconocidas por la historiadora y catedrática Isabel Burdiel para la presentación en la Facultad de Geografía e Historia el pasado 4 de mayo, donde viví uno de los grandes momentos desde su publicación. Para Paco Arenas también fue un gran día compartir mesa con el Vicedecano. La intervención de Antonio Andújar contribuyó además a dar brillo al evento. Será un honor  para mí tener a ambos acompañándome en este día tan especial.

martes, 19 de septiembre de 2017

Importantes opiniones de lectores en Google Libros

Con Antonio Andújar Castro, Cristina Escamilla y Paco Arenas el pasado 14 de septiembre en el Museo de la Beneficencia (Valencia).

Breve, pero contundente, esta es la opinión del historiador y catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, Juan Francisco Fuentes:
El libro me ha producido una excelente impresión, en el fondo y en la forma. Bien escrito, excelentemente estructurado -y era difícil, por la complejidad narrativa de los hechos que relata- y documentado de forma rigurosa y exhaustiva, mezclando una amplia documentación de archivo con testimonios orales que, en realidad, son los que desencadenan la investigación. Espero que la historiografía especializada en la época le preste la atención que merece.
Juan Francisco Fuentes  

En uno de sus libros, Amazonas de la libertad, descubrí que citaba a mi antepasada Gertrudis Romero por su despido en palacio en 1824 mediante el decreto de Andújar. Un nombre más de una lista de personal palaciego despedido por Fernando VII tras haber derogado la constitución e implantar el absolutismo. El despido de Gertrudis no incluía motivo, salvo el de formar parte de la lista personal elaborada por el déspota, que decidió librarse de ella tras 9 años de haberla utilizado como su juguete desde su repentina viudez acaecida cuando el absoluto decidió llevarla a palacio embarazada de un hijo que no era de su marido. Con siete hijos y el que venía en camino, Gertrudis se vio abocada a someterse a los caprichos regios sin rechistar hasta que el soberano se cansó, la despidió y a continuación costeó su entierro funeral de secreto que ocultaba una muerte distinta a la plasmada en la defunción, al igual que le había sucedido en 1815 a su marido, el militar Vicente Puig. 

El catedrático Juan Francisco Fuentes mostró interés por conocer este personaje que citaba someramente en Amazonas de la libertad y le envié un ejemplar de mi libro Voces desde el más allá de la historia, ansiosa de conocer su opinión, que me alentó a seguir adelante con la tarea de difundir esta historia que ha pasado por alto y merece salir a la luz. Logré así que el libro fuera avalado por la historiadora y catedrática Isabel Burdiel para ser presentado en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Valencia el 4 de mayo de 2017, acompañada del Vicedecano Miguel Requena, cuyas palabras de elogio me siguen impulsando a lograr que lo revelado en este libro trascienda a los historiadores especializados y se modifique lo que requiera revisión histórica. El camino es largo, pero no voy a dejar de emprenderlo.

Y en ese camino hay alguien que ha dado un gran impulso a este libro y creyó en él desde el comienzo. Me refiero a mi amigo, el escritor Paco Arenas, a quien tengo tanto que agradecer. Esta es su opinión en Google Libros:
 La investigación histórica debe ser como la arqueología, debe buscar hasta debajo de las piedras, no se puede conformar el investigador con lo que otros han escrito, en muchos casos al dictado de fuentes interesadas. No olvidemos que a lo largo de la historia todos los "grandes" han tenido sus propios cronistas que han narrado la crónica, que no la historia, que sabían que no molestaría a sus amos, a quienes les pagaban, entre otras cuestiones porque no solo podía peligrar su privilegiado puesto de trabajo, sino también, en muchos casos su propio pescuezo.
Eso es lo que ha hecho María Nieves Michavila Gómez, ha investigado hasta debajo de las piedras, ha rastreado y leído los tediosos archivos religiosos, militares, las hemerotecas de la época, multitud libros de historia, novelas, referencias, hasta en los Episodios Nacionales, de don Benito Pérez Galdós, los ha contrastado, y hasta la parte oculta y escondida a propósito ha terminado sacándola a la luz, no como una verdad absoluta incuestionable, sino como la base para continuar la excavación arqueológica sobre la verdad, los crímenes sin resolver llevados a cabo por nuestros amados reyes, Fernando VII e Isabel II, sus amoríos y felonías, envenenamientos, conspiraciones y puñaladas traicioneras. Porque al igual que anteriores y posteriores reyes, cuando tenían un capricho lo querían a toda costa, sin reparar en medios o en vidas inocentes.
Pero todo eso que nos muestra Voces desde el más allá de la historia, no lo muestra de manera morbosa, sino de manera rigurosa, aportando documentos originales. Además, y siendo un libro de investigación, lo hace de manera tan amena y clara que engancha. Los documentos que a ella le han llevado años de tediosa investigación los podemos consultar fácilmente, puestos los asientos para facilitar la investigación a quienes vendrán detrás, porque sabe María Nieves, que su libro es una herramienta para sacar a la luz la historia, la de verdad, no la de los cronistas a sueldo. 

Con él y mi amigo el escritor Antonio Andújar Castro tuve el honor de participar el pasado 14 de septiembre en una tertulia sobre la mujer en los primeros años treinta, con motivo de la presentación de la novela La vida partida en dos. Ha sido un orgullo compartir con ambos este importante evento en tan magno escenario como la sala de Alfonso el Magnánimo del Museo de la Beneficencia, donde tuvimos oportunidad de ir desgranando una época tan fundamental en nuestra historia, incluyendo la segunda república y sus avances para la mujer. No podía faltar su opinión en Google libros:
Excelente libro sin atisbo de duda. Cuando lo empiezas no quieres parar, incluso te quedas con ganas de saber más. Claro que la historia es la que es, y no se puede alterar. Y en este caso, perfectamente documentada es la que es. Por eso, Mari Nieves Michavila, la brillante autora de este fantástico y profundo ensayo, ha querido respetar la historia, la única y verdadera contada y demostrada de generación en generación.
Te felicito por tu obra y recomiendo su lectura a todos los públicos.
Antonio Andújar Castro (psicólogo y escritor).

Gracias, muchísimas gracias a todos los lectores que han dedicado un tiempo para dejar su reseña en Google libros. Estáis contribuyendo a la difusión de este libro y a que esa historia oculta permanezca viva tras esos años de silencio impuesto a esas voces silenciadas que no pudieron clamar justicia en su momento. 

Enlace para escribir reseña en Google Libros


lunes, 4 de septiembre de 2017

Entierro secreto de la presunta abuela de Alfonso XII costeado por Fernando VII


El 1 de septiembre de 1824 concedía el rey Fernando VII al testamentario de Gertrudis Romero 3000 reales vellón para los gastos de su entierro en la madrileña parroquia de San Sebastián, donde habían sido bautizados los tres hijos que ella había dado a luz desde que en 1816 Fernando VII decidiera llevarla a palacio embarazada con su marido ausente que dejó de ser un estorbo cuando murió en 1815 en extrañas circunstancias, falsificándose su defunción original. Una de estas hijas, Fernanda, había sido apadrinada en 1822 por el mismo Fernando VII y su esposa, la reina Josefa Amalia.

Fernando VII y Josefa Amalia de Sajonia.

Sujeta a los designios del déspota Fernando VII y con siete hijos a su cargo de su primer matrimonio, Gertrudis no había tenido otra opción que convertirse en el juguete del monarca hasta que este se cansó de jugar. En enero de 1824 era despedida de palacio y despojada de sus derechos, aunque de su dignidad ya lo había sido desde que se cruzara el monarca con su familia. Sus continuas “importunaciones” en palacio con ruegos para intentar salvar a sus hijos de la miseria en que el absoluto los había sumido se agotaron a la par que aumentaba su decaimiento físico de causa desconocida hasta abandonarles el último día de agosto. La causa auténtica de su muerte se disfrazó en su defunción, realizada mediante oficio funeral secreto, costeado por Fernando VII.


Isabel II.

Los secretos que pretendía enterrar Fernando VII emergerían tres años después, obligando al absoluto a cambiar abruptamente de actitud hacia esta familia, recurriendo para ayudarles incluso a falsear la fecha de nacimiento de Federico Puig Romero, de la que mañana se cumplirán 205 años. No imaginaba Fernando VII que su futura hija Isabel II emularía el ejemplo paterno convirtiendo a Federico en su juguete, en el padre del futuro Alfonso XII y en el blanco de unos asesinos a sueldo encubiertos por ella y su gobierno. Federico seguía el sino de sus desdichados padres, sin derecho a muerte de causa natural. La de Federico, el 22 de junio de 1866, seguiría dando que hablar años después; la necesidad de ocultarla implica directamente a la dinastía Borbón.  

Federico Puig Romero. Retrato del Museo del Ejército.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Presentación y firma de libros en playas de Castellón


Firmando ejemplares en la caseta de Librería Clarión durante la Feria del Libro de Moncofar.

Maratoniana actividad en plena época vacacional de verano. Voces desde el más allá de la historia sigue estando presente en ferias y presentaciones sin importar el calendario. El fin de semana de 12 y 13 de agosto completamos la agenda en el marco de playas de Castellón: la de Oropesa del Mar y la de Moncofar. Clima  y ambiente incomparable para la presentación del libro Caricias rotas, en la que participé como ponente acompañando a mi amigo el escritor Paco Arenas en la Biblioteca Oropesa del Mar, repitiendo al día siguiente con firma de ejemplares de Voces desde el más allá de la historia en la Feria del libro de la playa de Moncofar en la caseta de Librería Clarión, a cargo de José Seoane.

Acompañando a Paco Arenas en la presentación de Caricias rotas.

La presentación de Caricias rotas tuvo gran afluencia de público, que pasó un rato agradable al igual que Paco Arenas y yo durante la entrevista que me concedió y en la que hablamos no solo de esta novela que actualmente promociona, sino de su trayectoria y próximos proyectos a punto de cristalizar para catapultarle a su reconocimiento fuera de España. En Argentina ya suena el nombre de Paco Arenas por su colaboración con artículos de opinión, historia y cultura publicados por la revista Sudestada, haciéndose eco algunos medios argentinos y paraguayos. Para mí ha sido un orgullo acompañarle nuevamente en una presentación, y le deseo el mayor éxito con su novela Caricias rotas, desgarradora, impactante y que con crudo realismo nos involucra en situaciones que por desgracia ocurren y muchas veces son ignoradas. El mensaje llegó al público que se volcó con el autor e hizo cola para conseguir su firma estampada en un ejemplar de la novela.



Al día siguiente me esperaba la Feria del libro de la Playa de Moncofar, ubicada en pleno paseo marítimo, un entorno agradable donde la brisa del mar se agradece en esta época y anima a los viandantes a acercarse a las casetas de libros, entre las que se hallaba la de Librería Clarión. Agradezco a José Seoane que contara conmigo nuevamente, tras mi participación con esta librería en la Feria del Libro de Paterna. Para los autores resulta muy gratificante el trato directo con los lectores, informándoles del contenido del libro de un modo personalizado. Se tiene el tiempo del que no se dispone en las presentaciones y nos hace recordar a los escritores cuánto dependemos de aquellos que se toman el interés de invertir su tiempo en la lectura de nuestros libros.


Con alguno de los lectores que quiso fotografiarse conmigo en la Feria del Libro de Moncofar.

Gracias, Paco Arenas, por hablar a los lectores de mi libro el 14 de agosto, cuando firmabas los tuyos en la caseta de Librería Clarión y yo no estaba presente. Gracias, José Seoane, por darnos espacio en Librería Clarión, que estoy segura tendrá cada vez mayor prestigio en Valencia. Gracias a todos los que estáis contribuyendo a que Voces desde el más allá de la historia llegue cada día a más lectores. 

Voces desde el más allá de la historia en la Feria del libro de Moncofar junto a los libros de Paco Arenas Caricias rotas y Los manuscritos de Teresa Panza.

viernes, 14 de julio de 2017

¿Existe todavía censura sobre temas ocultos que afectan a la dinastía Borbón y destapa el libro Voces desde el más allá de la historia?


Intento responder a este planteamiento surgido a raíz de un comentario realizado en youtube apenas hace unas horas. Se trata de la entrevista que me fue realizada el 21 de abril pasado en Radio Bétera sobre mi libro Voces desde el más allá de la historia.  

Hago un primer comentario solo por comprobar si están censurados, me resulta extraño que todavía nadie haya participado en un tema como este. Es que siglo y medio mas tarde, ¿todavía hay una mano fantasma empeñada en correr una cortina de humo sobre el tema?

Esta entrevista fue realizada el día antes de la presentación del libro en el Ayuntamiento de Bétera. Era la cuarta desde la salida a la venta del libro el 14 de septiembre de 2015. Reitero mi agradecimiento al entrevistador, que ahondó muy hábilmente en el contenido polémico de este libro concediéndome la oportunidad de explicar la gravedad de los hechos que destapo y afectan directamente a la dinastía Borbón. El asesinato sin resolver de mi tatarabuelo Federico Puig Romero y la implicación de la dinastía Borbón en la ocultación de sus circunstancias, la posible paternidad secreta sobre el hijo de la reina Isabel II, el pasado tenebroso de los padres de Federico junto al padre de ella, Fernando VII, los hermanos de Federico presuntamente también de la reina, la gravedad de un pasado secreto de Fernando VII y las consecuencias del asesinato de Federico estrechamente vinculadas al surgimiento de la primera república en 1873... Hechos todos extremadamente graves y sin embargo ocultos que deberían haber tenido gran repercusión mediática. Libros que no aportan nada de lo ya divulgado sobre los Borbones se lanzan con  bombo y platillo. Sin embargo, este  que tanto remueve e incluso demuestra el fraude de un historiador de renombre, no recibe apoyo de los grandes medios pese a lo previsto inicialmente por la editorial.

Se me pregunta en la entrevista, como en alguna otra, si he tenido noticias de la Casa Real sobre ello. En Radio Bétera respondí con humor, pero ahora lo haré más seriamente. Es innegable que siglo y medio después los hechos que doy a conocer existe una mano fantasma que intenta correr un tupido velo para que sigan, si no enterrados, metidos en el cajón de asuntos no convenientes a la monarquía. 

Como afirmo en la entrevista concedida a Ginés Vera el pasado 17 de abril(1),  es más efectivo el silencio de los grandes medios de comunicación, que mantienen un pacto para proteger a la monarquía, según ha confirmado recientemente Juan Luis Cebrián, director del grupo Prisa. La repercusión que debería haber tenido este libro ha sido mermada drásticamente, quedando limitada a los  medios independientes y republicanos.  

Resulta todavía más diciente el silencio de los medios ante el difícil logro de 4 de mayo pasado presentado mi libro en la Facultad de Geografía e Historia de Valencia, nada menos que con aval de la catedrática Isabel Burdiel (Premio Nacional de Investigación de Historia y especializada en la biografía de Isabel II). Se prefiere ignorar las importantes aportaciones de este libro según palabras de la catedrática. Los nuevos datos sobre Fernando VII, su hija Isabel II y el hijo de esta, Alfonso XII, remueven un pasado negro y turbulento y llevan a replantear hechos históricos contados de forma fraudulenta con muertes en las que está involucrada la dinastía Borbón.


Al comentario del vídeo en youtube puedo responder con un rotundo SÍ. La prensa estuvo amordazada al servicio de Isabel II en 1866 y en 2016 se mantiene el pacto de proteger a la monarquía. Sin embargo, la verdad se abre paso, aunque haga falta mucho tiempo. Como dijo el Vicedecano de Cultura y Promoción Estudiantil, Miguel Requena, en la presentación del 4 de mayo pasado, lograr que estos hechos que saco a la luz sean integrados en la historia llevará mucho tiempo y es mi objetivo a largo plazo. A corto plazo intento que esta historia permanezca viva, y para ello cuento con los lectores que juzguen por sí mismos lo que se plantea. Los eruditos pueden tardar en modificar la historia, pero mientras, la gente tiene derecho a saberla a pesar del silencio pactado sobre ciertos temas. 
Os indico el enlace al vídeo de youtube con la entrevista realizada en Radio Bétera:

(1)La entrevista fue publicada en La maleta de los libros, La Gonzo Magazine y Los ojos de Hipatia.


domingo, 2 de julio de 2017

Presentación en Librería Clarión



Los últimos días de junio he intervenido en tres eventos, curiosamente todos en la librería Clarión, un lugar donde los autores nos sentimos acogidos y los lectores pueden interactuar con los creadores de sus libros. Al frente, José Seone, incansable en esa frenética actividad literaria y variopinta, cumple con su abultada agenda cuidando cada uno de los detalles.


El 22 de junio presentaba allí mi libro Voces desde el más allá de la historia. Ese día se cumplían 151 años del asesinato sin resolver de mi tatarabuelo Federico Puig Romero, presunto padre del rey Alfonso XII. Así aludía a ello José Seoane: Aquel crimen quedó oculto tras una cortina de humo con la conocida firma de gran tradición en la fabricación de ese tipo de fibras textiles evanescentes "Familia Borbón y Cia. Asimismo, opinó sobre mi libro: Michavila se apoya en una ardua y rigurosísima investigación para elaborar un ensayo que parece una novela, (o una novela que parece un ensayo), de las que se leen rápido y se digieren lentamente, de las que te interesan desde la primera línea y te reafirman en tu condición de republicano cabal contra la barbarie del despotismo. Un libro imprescindible para un futuro que mejore el presente.

Agradezco a José Seoane esta valoración que me motiva a seguir divulgando esta historia a pesar de las dificultades con que se tropieza en España para hablar de ciertos temas. También agradezco a mi amigo el escritor Antonio Andújar Castro por la entrevista que me realizó haciendo muy amena la presentación. Al día siguiente era yo quien le entrevistaba a él en la presentación de su novela psicológica y de suspense Bib-Rambla el silencio habitado de las casas.


El evento del 23 de junio atrajo a los lectores de este primer libro publicado de Antonio que tuvieron además oportunidad de conocer el segundo, su novela histórica La vida partida en dos.  Fue muy agradable para mí entrevistarle y, como él mismo dijo, había mucha complicidad, que estoy segura habrán captado los presentes en esa mágica noche de San Juan, pasando un rato tan ameno como nosotros.


Una semana después, el 29 de junio, repetía como entrevistadora con mi amigo el escritor Paco Arenas, que presentaba su novela Caricias rotas, inspirada en su afán de sensibilizar a la sociedad acerca de la violencia sufrida por la mujer. La personalidad de Paco Arenas es resumida por José Seoane con una palabra: humanidad. Aprovechamos para hablar también de su primera novela, Los manuscritos de Teresa Panza, de la que apenas quedan unos ejemplares de la tercera edición, así como de sus próximos proyectos.



Se nos hizo corto el tiempo porque a continuación había un club de lectura sobre el libro solidario 30 mujeres fascinantes de la historia de Valencia, de Editorial Vinatea, a la cual aplaudo por contribuir con sus beneficios a causas sociales. 




Muchas gracias a Librería Clarión y José Seoane. Hasta la próxima oportunidad.

martes, 13 de junio de 2017

El asesinato del presunto padre de Alfonso XII no formaba parte de los planes revolucionarios



A mediados de junio de 1866 los planes revolucionarios con el objetivo de derrocar a Isabel II ya estaban en marcha y se tenía previsto iniciar una sublevación militar en el cuartel de San Gil de Madrid, actualmente Plaza España, a unos cinco minutos del Palacio Real donde Isabel II estaba ya al tanto de lo que se estaba fraguando. El gobierno, liderado entonces por el general O’Donnell, sabía lo que se avecinaba y tomó sus posiciones.

Cuartel de San Gil en Madrid, muy cerca del Palacio Real.

Los sargentos de artillería del cuartel de San Gil deberían sorprender a sus jefes y oficiales desarmándoles y apresándoles. Las voluntades de los sargentos fueron compradas de acuerdo a los planes del general Prim, cuyo brazo ejecutor sería el capitán de artillería Baltasar Hidalgo de Quintana. Una vez logrado esto, los sargentos y soldados sacarían la artillería a la calle para armar a los civiles que se unirían a la lucha por la libertad. El pueblo participaba, y esto no era uno de los tantos pronunciamientos militares de aquel tiempo. Se habían aglutinado fuerzas ideológicas de distinta índole en el objetivo común de derrocar a Isabel II.

El general Prim, director del plan revolucionario del 22 de junio de 1866.

El 14 de junio de 1866, Baltasar Hidalgo de Quintana, tras negarse a un impago adeudado al cuerpo de artillería, solicita la licencia absoluta. En la fecha acordada para la sublevación, 22 de junio, Hidalgo no tenía aún su licencia absoluta y de ahí que los oficiales de artillería nunca perdonaran lo que consideraron una traición, porque atentar contra sus compañeros era faltar a sus compromisos de honor y corporativismo  que legendariamente habían caracterizado al cuerpo de artillería.

No ocurrió nada como se había planeado, porque el asesinato del coronel Puig en su vivienda y al margen de los planes revolucionarios se produjo al menos una hora antes de la hora acordada, a las cinco, con el toque de diana. Aquella conspiración de que fue objeto, sin posibilidad de defenderse y siendo testigos su esposa y dos hijos de trece y diez años, había permitido al gobierno de Isabel II dar al traste con la revolución, que ya sin el factor sorpresa esperado, sino al contrario, sorprendidos por este brutal asesinato, sumió al cuartel en un escenario de sangre y horror donde fueron víctimas mortales no solo otros oficiales, sino muchos soldados que murieron solo por obedecer órdenes. Se vieron atrapados en la ratonera en que se convirtió el cuartel de San Gil, sabiendo que si sobrevivían serían fusilados.

Recreación de lo ocurrido en el cuarto de banderas del cuartel de San Gil,
 donde se quiso hacer creer fue muerto el coronel Puig.

La familia del coronel Puig no pudo decir la realidad de lo que habían vivido. La reina Isabel II se entrevistó personalmente con ellos ofreciéndoles concesiones extraordinarias y pidiendo la garantía de silencio sobre cómo había ocurrido este asesinato, que se divulgaría al público como una acción de guerra heroica del coronel Puig intentando contener la sublevación, cuando lo único que pudo llegar a hacer es abrir la puerta de su vivienda confiado en sus subordinados, algunos de los cuales tenían mucho que agradecerle.

Lucha a muerte de los revolucionarios atrapados en el cuartel debido a la alteración inicial del plan.

La historia se contaría como convenía a Isabel II. Quedaría en silencio todo lo que podría hacerse público y la perjudicara en relación a Federico Puig y el pasado tenebroso que ligó a la familia de este con el padre de la reina, Fernando VII. Quienes conspiraron contra Federico Puig Romero contaban de antemano con la protección de la reina Isabel II a los que participaron en esta terrible matanza. Los revolucionarios inocentes que buscaban libertad y luchaban abanderados por el general Prim, que no llegó a aparecer aquel día, desconocían este plan paralelo. El resultado: oleadas de fusilamientos en los días sucesivos. El plan había fracasado, el gobierno lo había controlado, pero aquella jornada sangrienta pesaría a la dinastía Borbón mucho más de lo que imaginaba.

Fusilamientos masivos por el gobierno de Isabel II.